Qué hacer en El Atazar: Lugares de Interés

Iglesia de Santa Catalina

Iglesia de Santa Catalina

La Iglesia de Santa Catalina es básicamente barroca del Siglo XVII, cuando se construyeron la Nave y la Espadaía, aunque el Presbiterio es del siglo anterior, procediendo seguramente de una reconstrucción anterior fechada en 1585. Durante la Guerra Civil sufrió la pérdida de Retablos e imágenes. El interior muestra una nave única con coro elevado y cerrado por balaustrada de madera bajo la que se sitía la capilla bautismal, que conserva una pila monolítica que podría ser renacentista. El presbiterio se señala mediante una bóveda de cañón cuyo arranque se remarca por una línea de imposta y que se refuerza con arcos fajones al inicio y en la zona central. Estos arcos se apoyan sobre ménsulas a modo de capiteles de pilastras dóricas.

La nave central se cubre con armadura de cuchillos de madera atirantados, y ha sido remodelada en los años 80 ocultando la estructura original por un falso techo de escayola. La iluminación natural procede de escasos huecos rectangulares abiertos sobre el coro y en el lado de la epístola.

La construcción está realizada en su totalidad con mampostería de pizarra, habiendo sustituido el revoco original de mortero de cal (1960) por un enfoscado de cemento y la teja cerámica tradicional por una industrial de hormigón teñido. En la actualidad (a partir de 1996) se retiró el enfoscado y se dejó la piedra vista.

Destaca el gran volumen del presbiterio con cubierta a cuatro aguas y esquinas reforzadas con contrafuertes escalonados de sillería, y la espadaía de tres cuerpos, rematándose el último correspondiente a las campanas, que se alojan en arcos pareados y uno menor superpuesto, con un tejadillo a dos aguas con pináculos de esquina y cruz labrada en el centro.

Viviendas Tradicionales

Vivienda Tradicional

La tipología residencial va unida a las actividades agrícolas, esto es, todas las viviendas se integran en grupos de amplias dimensiones y uso mixto residencial-agropecuario. Sin embargo, a pesar de esto se pueden establecer dos tipos de edificaciones: las que representan la arquitectura tradicional popular vernácula y las que aplican sistemas influenciados por las construcciones de otras comarcas.

Los edificios del primer tipo están realizados con gruesos muros de sillarejo de pizarras muy pequeñas. Las divisiones interiores son de adobe y los suelos se enlosan con lajas de piedra, que se prolongan en los porches exteriores y en los corrales. La cubierta es de teja árabe a dos aguas. El área residencial consiste en una serie de alcobas que se agrupan alrededor de la cocina, centrada en la gran campana del horno, en torno a la que se distribuyen poyos para sentarse. La cámara se emplea generalmente como granero y para guardar todos los aperos de labranza. Junto a la vivienda están las cuadras, establos y corrales, que albergan gallineros y cochiqueras aislados. Los huecos son escasos y de reducidas dimensiones, presentando jambas y dinteles en carpintería de madera.

En el segundo tipo, los edificios aparecen con fachadas frecuentemente enfoscadas y encaladas, empleándose las sillerías de ladrillo con una disposición más regular de huecos de mayor tamaño.

El Embalse de El Atazar

Embalse de El Atazar

El Embalse de El Atazar se sitía en la cuenca de El Lozoya al Sur del pueblo e inunda 2.347 hectáreas de los términos de El Atazar, Patones, Cervera de Buitrago, El Berrueco, Puentes Viejas y Robledillo de la Jara. La presa consiste en una gruesa bóveda de doble curvatura realizada en hormigón armado. El espesor en la base es de 43 metros y de sólo 7 metros en la parte superior, con una altura de 141 metros desde los cimientos y casi 130 metros desde el lecho del río. La longitud del muro en coronación es de unos 600 metros. Embalsa 426 millones de metros cúbicos de agua. Los tres aliviaderos se sitían en la parte central y la torre de toma en la ladera correspondiente a Patones.

Aunque el embalse ya estaba proyectado en 1954 con una altura de 104 metros, que fue sucesivamente ampliada, su construcción se prolongó debido a las dificultades del terreno (pizarras silúricas muy cuarteadas) hasta 1972, siendo inaugurada el 10 de Abril de ese mismo año por el general Franco.

Para su construcción, que comenzó en 1962, se utilizaron los medios más modernos y el mejor componente humano. Vinieron trabajadores de toda Espaía en incluso franceses, italianos y portugueses para los que se construyeron casas para albergarlos en la ladera Este de Las Cabezas y que llegó a tener una población de 2.000 personas. También había tiendas, escuelas, parques infantiles, zonas de descanso y recreo e Iglesia.

Eras Pavimentadas

Eras Pavimentadas

Las Eras Pavimentadas están situadas en el borde norte del casco urbano y existen indicios de que su origen se remonta a principios del siglo XVII. Constituyó el único espacio del pueblo que se dedicaba a las labores agrícolas. Principalmente se trillaba en ellas ya que su pavimentación, con lajas de pizarra y cuarcita, facilitaba la recogida del grano de la mies.

La Fuente Vieja

La Fuente Vieja

La Fuente Vieja está situada en la orilla de un pequeño arroyo que fluye a, aproximadamente, un kilómetro del pueblo. Concretamente, se localiza bajo el puente de la carretera que enlaza la localidad con sus poblaciones vecinas. La fuente se construyó en el año 1.585 y hay estudios que seíalan que ésta se asocia con el posible origen árabe de El Atazar.